Sueño 69

Duermes al borde de una cama vacía, en el margen de mis páginas, entre trazos y bostezos, en los abrazos donde te olía el pelo.

Sueño 649

Los sueños dan vida o matan y yo me siento veleta de vida cuando los sueños también me sueñan.

La Noche

La noche es un perro vagubando por los sentimientos del día, el sonido de una brisa de verano lápiz en la mano, dos luces encendidas, el poniente de un te quiero todavía.

“Facilogía”

Cuando el amor sea solo amor y los sueños nubes libres. Cuando los bancos se llenen de besos y sirvan solo para sentarse.

Barra Libre.

Esclavo de barra libre, donde los sentimientos se bañan en ginebra en lágrimas de risa o pena. Mudamente vacío, pletóricamente lleno, ciclo vital de mi copa, el bar donde me dejo la voz rota.

Carne de poema.

Ayer volví a hablar de ti, y todos quisieron ser tú, porque eres el abrazo en la despedida, la carne del poema, la vértebra sonora de mi vida.

A las curvas de tu boca.

El pasado 27 de Marzo publiqué mi primer texto en letrasypoesia.com. Elegí "A las curvas de tu boca" mejor o peor tiene el honor de ser el único texto que conozco de memoria y que da un repaso a la vida que viví en el tiempo que lo escribí. Es un viaje los detalles, una... Seguir leyendo →

Solo a veces.

A veces, pero solo a veces disfruto cuando me escribes y raras veces cuando me borras.

Bala perdida.

Bala triste sin sien ni diana, bala lanzada de lengua viperina. Silbando corta el viento que separa tu boca y la mía, sin dejar beso ni herida.

Andaluces, viva la madre que os parió.

Yo soy Andaluz del mundo, desde mis dedos hasta la médula.  Mi gracia marca el rumbo,  desde que nací hasta que muera. 

Contigo aprendí.

Brindaré siempre por las noches de luna, por los ecos sordos de un te quiero, muera la muerte amigo mío, todos los meses de Febrero. SM

Tú punto, yo coma.

Tú punto, yo coma. Siempre juntos pero soledad a deshora, Yo suspensivo, tú punto y aparte. En este paréntesis quizás oportuno , pero imperfecto seguro, que es vivir sin tildes ni acentos, de puertas para adentro fingiendo ser feliz, en el párrafo de otro texto.

Consejos para leer este blog

Para leer correctamente este blog usted debe saber olvidar todo lo que sabe o cree saber sobre la expresión humana, rimar la exigencia con la inexperiencia de un caminante primerizo. Ser paciente y esperar al adjetivo preciso que está apunto de nacer.

Surrealista, soñé contigo.

Escribo tu mirada con faltas de ortografía. dibujo tu aliento sin mucho talento al carboncillo, como una nube de polvo que mancha todo lo que respiro.

Imaginar es el comienzo.

Son casi las once, te sales de uno de mis escritos, me escribes y dormimos juntos hasta que aprenda a leerte como te mereces, con tus comas y tus lunares. O hasta que tú olvides que quieres volver a alejarte y no taparte con excusas ni puntos finales.

Quizás.

Quizás... si encendiéramos nuestra propia luz este mundo no se apagaría tan despacio, ni se acabaría el efecto de un te quiero tan rápido. Si nos desnudáramos en cuerpo y alma podríamos hacer que los versos quisieran ser poemas, los brazos abrazarse, las miradas comerse a besos con los dedos sin cegarse.

Diciembre

Duele mi vértebra lumbar clave de mi mortalidad, y se congela la ilusión en una calle de Madrid, mientras a un corazón hostil le salen las cuentas y reza desde Malasaña a San Martín 
escribir un beso en una galleta.

Antes del Ahora.

Un pasado cargado de tu futuro me recuerda todo lo que no fui, el dedo en el ojo de la suerte jugada maestra para hacerme fuerte, pieza de mármol cuando te vi pobre escritor en una vida llena de lujos.

Fantasmas del tiempo.

Ya están aquí, ya han llegado los sentimientos abandonados. Vienen enseñando los dientes con los puños cerrados.

Treinta más la propina.

Me he bebido de un trago doce meses, he soplado treinta más la propina sin tarta, ahora vuelvo a un piso haciendo eses, fingiendo no vivir en él sin mi gata.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: