Relatos

Mis vecinos y el sexo.

Son las 00:00 de un sábado 16 de febrero. Por primera vez en el año y medio que llevo viviendo en este piso escucho a los vecinos hacer ruidos de tipo primarios o instintivos

Son las 00:00 de un sábado 16 de febrero. Por primera vez en el año y medio que llevo viviendo en este piso escucho a los vecinos hacer ruidos de tipo primarios o instintivos, aunque dicha teoría acaba de desvanecerse debido al cese de los mismos mientras escribía estas líneas, si ha sido un polvo ha sido el más corto de la historia.

Hay poca fuerza sexual actualmente, cada vez menos. La alimentación industrial, la contaminación, el estrés, los pantalones de pitillos, hacen que la calidad de las relaciones sexuales caigan en picado, lo cual altera el estado anímico de las parejas, lo que a su vez genera dudas de atracción y bueno… no me quiero poner dramático, pero tengo en el trabajo un cliente abogado que se frota las manos cuando ve una boda, alegando, como hacen los de su estirpe, una probabilidad del 50% en que los novios sean futuros clientes… cosas de la vida, dos expectativas diferentes ante un mismo hecho en un mismo momento y con un mismo efecto: felicidad en la cara de ambas partes. 

Ya que mi vecino ha sacado el tema del amor quiero decir que no soy ningún erudito en la materia, al menos del amor verdadero, pero he aprendido mucho por observación, ya me entienden… también he leído a Stendhal que conste, pero con la protección moral que el porno me ha dado me voy a tomar la libertad de hablar un poco sobre este asunto. Y es que ha llegado a mi vida un tipo de sentimiento tal, que he olvidado quién soy. El entorno social en el que me muevo me dice que es enamoramiento y que estoy “enchochaito” de una chica. Desde luego la gente sabe cómo cabrearme, una chica dicen…  ¡me cago en todo lo que se menea! vuestra ignorancia no tiene límites, se contagia y crea ignorantes por donde pasa. Sí he conocido a alguien es “a la mujer” que es bien distinto. No soporto las mediocridades. El artículo determinado “La” en nuestra lengua tienen mucho poder… me gusta la lengua española, sobre todo la de mi chica que me desarma y creo que es la culpable de semejante amnesia mental, personal y aguda.

Aún así la historia me gusta, estoy creando un nuevo yo (si es que alguna vez tuve alguno), es algo que me motiva aunque cansa todo hay que decirlo. Pero oigan que me he dicho que si estoy enamorado voy a hacerlo bien, voy a aprender a querer mejor, diferente. Que la chica lo merece y no hay nada mejor que un amor bien hecho, no como el de mis vecinos. Fíjense que lo mismo algún día me presento y le digo si quiere ser mi novia, la invito al cine, le doy la mano, le huelo el pelo… soy un tipo amante de algunos clásicos y en el amor no iba a ser menos, quiero de arriba a abajo con mi cuerpo entero cuando tiemblo, quiero como quiere una canción de Sabina… ¿y eso cómo es? Pues no lo sé, hay cosas que se viven, no se explican.

SM

0 comments on “Mis vecinos y el sexo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: