Te muero.

Las cosas que no nos decimos
la gritan nuestras manos,
suspendemos por no escucharnos
y aprobamos el leernos por escrito.

Y siempre nace un “te muero”
en medio de nuestro abrazo,
suenan a descanso
los versos que te escribo,
cuando mueren dos besos
entre tanto ruido.

Silencios, polvo de estrellas
desordenan la materia,
qué difícil es vivir
con un corazón sin maletas.

Y siempre nace un “te quedas”
en medio de nuestro lapsus,
suenan a “me mueres”
los silencios que te escribo,
cuando se me cae un verso
entre tanto rizo.

SM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: