Culpables.

Cuando una conversación vacía te apague el alma,
cuando los cuernos de tu amor arañen el techo, 

Cuando la felicidad no esté sobrevalorada,
cuando a lo hecho pecho:

Seguimos sin poder
dejar de besarnos,

la conciencia estalla la cabeza
y la sangre hierve en las venas.

Cuando tus labios rocen otros labios
mientras besan los míos.

Cuando todo vaya mal
y en las noches de feria
te quedes tiritando de pasado.

Cuando yo quiera a otra sin acordarme de ti, 
mientras me quiero a mí mismo.

Quizás entonces seamos amigos de cuando
el amor era solo amor y los sueños nubes libres.
Quizás entonces seamos condenados,
por ser culpables de habernos querido tanto.

SM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: