Bala perdida.

Una noche cualquiera,
en medio de un bar estruendoso
leí las verdades a medias de mi vida,
me seco los ojos llorosos,
si me da la risa,
cuando me llaman bala perdida.

Las almas en carne viva,
las miradas con lunares en el ojo,
se quedan para el que escriba.
Cambiando versos por tu liga,
prejuicios por una pupila más limpia.

Bala triste sin sien ni diana,
bala lanzada de lengua viperina.
Silbando corta el viento
que separa tu boca y la mía,
sin dejar beso, ni herida.

SM

Facebook SergioMiramos

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: