Andaluces, viva la madre que os parió.

Que hoy vengo de parranda,
al compás de unas palmas que no se tocar.
Llego de todas las partes del mundo con arte a regar,
la nobleza, la esencia, la bondad.
Y a expulsar los prejuicios
que nos queman la bandera
fuera de nuestras fronteras por mezquindad.

Maldita sea, que soy de otra raza,
me “hierve” la sangre blanca y verde,
sin cruces, ni abalorios, sin cuentos ni pereza. 
Yo soy Andaluz del mundo,
desde mis dedos hasta la médula.
Mi gracia marca el rumbo,
desde que nací hasta que muera.

Y brindo por la madre que nos parió,
por lo bueno que vivimos,
por lo malo que sufrimos, aunque duela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: