Contigo aprendí.

Contigo aprendí a cantar
feo fuerte y formal, conductor suicida.
Tú y tu patentada forma de andar.
Chaval tienes algo que no se puede explicar
y pocos saben apreciar.

Jugador de rugby y del billar profesional,
pastillas para soñar, zumo de piña.
La forma correcta, la palabra precisa.
Tú “look at and learning”,
todos primero menos tú.
Aves de paso, rubias de bote,
te sobraba corazón, Doctor Blasco Reta,
Que difícil carajo es levantar la cabeza.

Contigo aprendí que mientras tú estés siempre seré un segundón.
Y así será aunque juguemos en barrios distintos.
Me quedo como medio amigo y medio poeta,
temblando de frío y pena.
Sin adjetivos que definan lo que llevo dentro.
Inmóvil sin verbos que me hagan actuar,
Brindaré siempre por las noches de luna,
por los ecos sordos de un te quiero,
muera la muerte amigo mío,
todos los meses de Febrero.

Y si la vida es cuestión de prioridades,
la mía es seguir siendo un segundón una vez más.

SM

Facebook SergioMiramos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: