A la soledad.

Tenías toda la razón cuando decías que solo en soledad un hombre se hace hombre.

Tú, querida soledad que siempre fuiste tan temida, tan criticada, tan de aparecerte por sorpresas en las almohadas de la noche de quien madruga, en las almohadas del día de quien trasnocha, por placer, por necesidad, por amor, por trabajo, por infidelidad.

Y siempre fue bonito tu nombre, y bella tu presencia cuando se tiene alguien a quien contarle, lo bonito que es dormir contigo en las noches de otoño, de invierno, primavera o verano, pero con soledad de la mano.

Y siempre maestra incansable, silenciosa y paciente, lanzadora de cuchillos al sístole de mi ser, guía en los viajes al centro de mi cuerpo, testigo de los movimientos arrítmicos de mis manos cuando escribo, sin orden ni sentido.

Amo tus lecciones nocturnas, como mis cartas, sigilosas y elegantes como mi gata, como mis extraños pensamientos que aún rodeado de gente, me hacen sentir solo en sociedad. Estás a mi lado cuando por la ventana observo las sombras, cuando siento las energías que conspiran en favor de mi suerte y cuando riego las flores del jardín de mi alma, con agua pura de manantial de oromana.

Solo en soledad aprendí a escribirle cartas a todos mis miedos, a mirarlos sin complejos, de frente, a los ojos, mirada impasible y amenazarlos con todas las vacunas de amor que tengo en la recamara, para dispararlas todas el día que como dije: tu nunca y mi siempre se miren a veces.

SergioMiramos

Mil gracias por leerme, ¿Me sigues en facebook?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: