Cuando te veo pasar por la otra acera.

Huyo de todos los caminos que no lleven a tu boca,
tú de la vida aburrida que nunca soñaste vivir
y que vives sin vivir en ti, como un trapo mojado.

Yo no rezo por verte,
doy gracias a la vida por tener ojos para hacerlo.
Yo no miento,
pero por ti sería capaz de decir que sé escribir y me motiva leerlo.
Yo no sueño cuando duermo,
sueño cuando te veo pasar por la otra acera
y mi siempre y tú nunca se miran a veces.

SergioMiramos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: