Una dulzura sin cura

La cura para tu dulzura es la misma que para mi locura.
Nadie la conoce, y si algún día se inventara se acabaría tu risa,
se mudarían de cuerpo tus encantos,
se harían rectas tus curvas y el mundo giraría más despacio.
Sin gracia, sin arte, sin vida ni ganas.
Se extinguiría mi inspiración
y esto que lees sería una gota de lluvia
que se deshidrata sobre tu ventana.

SergioMiramos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: